BIENVENIDO A WINGU - TECNOLOGÍA SIN FINES DE LUCRO

Materializando los proyectos de DAL 2015

banner
BLOG

Materializando los proyectos de DAL 2015

img

24 Jul, 2016

En un mundo de siete billones de personas, sabemos que la información generada por ciudadanos tiene el potencial de tener un gran impacto. Pero para traducir ese potencial en acción, los proyectos frecuentemente requieren un poco de apoyo de otros con conocimiento específico. Como parte de las iniciativas DataShift Desarrollando América Latina 2015Wingu colabora en Argentina con seis iniciativas generadas por ciudadanos al ayudarles a convertir sus ideas en productos viables. En esta nota, quisimos compartir nuestro proceso y lo que hemos aprendido hasta ahora.

Partiendo de una idea salvaje…

Para ayudar estos seis proyectos a pasar de una idea salvaje a planes concretos y la implementación de un prototipo, Wingu está mentoreando, dando recursos, intercambio entre pares y apoyo técnico. Durante un período de tres meses, Wingu ayudará a cada proyecto a definir claramente su grupo objetivo, trabajar con un “producto mínimamente viable”, probar su acercamiento y finalmente desarrollar el producto real. Ya sea en la forma de una aplicación móvil o una plataforma basada en internet, cada producto tendrá como elemento central la recolección y difusión de información generada por ciudadanos.

Durante las discusiones iniciales de Wingu con los fundadores del proyecto las ideas salvajes se volvieron aún más salvajes, explorando grandes preguntas como “¿Cuál es el potencial de cada proyecto?” y “¿Qué tan lejos puede llegar?”

Muchas ideas llenaron varias pizarras, antes que cada proyecto fuese obligado a reducir éstas y condensarlas en un producto mínimamente viable. Fue en este punto donde los fundadores del proyecto fueron capaces de ver el enorme potencial del impacto de este trabajo en la sociedad, el medio ambiente y otras organizaciones, con el producto mínimamente viable como mero punto de inicio.

 …hacia un producto mínimamente viable

Para explicar el proceso que continuó, veamos uno de los proyectos: Fundación Alameda. Este proyecto quiere permitir a los ciudadanos reportar de forma anónima ciertos crímenes como narcomenudeo, prostitución y trabajos en esclavitud para comprender mejor su presencia a lo largo de los vecindarios de Buenos Aires. Las personas reportando los crímenes podrán ser capaces de agregar fotos u otros detalles como geo-localización. Toda esta información puede ser visualizada para hacerla realmente usable, ya sea alimentada directamente a agencias gubernamentales o por grupos de los vecindarios.

Sabemos que la tecnología hace esto posible en teoría, pero ¿Qué es necesario para que se lleve a cabo en la práctica? Los fundadores del proyecto están por ello tratando de responder preguntas como: ¿Qué tipo de personas son las más propensas a reportar este tipo de crímenes? ¿Qué tanta información están dispuestos a compartir? Y, ¿Cómo harían el envío de esta información? Por ejemplo; ¿Sería mejor una aplicación móvil o un sitio web?

Sólo con esta información puede el producto mínimamente viable ser desarrollado de manera que satisfaga las necesidades del usuario. En adelante, mayor retroalimentación puede ser obtenida al probar el producto, con una visión para crear un producto final mejorado durante el uso de este.

El alcance e impacto potencial de información generada por ciudadanos

Así que una vez que los ciudadanos puedan proveer sus propias perspectivas sobre un tema y otros, a su vez, puedan ver esta información de forma clara y visualizada ¿Qué sigue después? Otro proyecto, está construyendo un sitio web para reseñar instituciones del cuidado de la salud en Buenos Aires con la esperanza de estimular a clínicas con pobre desempeño para mejorar sus servicios al permitir a los pacientes utilizar su información para dar opciones más informadas de qué instituciones visitar. Por lo tanto, esto verá que la información generada por ciudadanos realmente estimula acciones y tiene un impacto.

En otras palabras, comienza a alcanzar su completo potencial.

Otros proyectos que Wingu apoya incluyen:

  • Mejorar los sistemas tempranos de detección de cáncer;
  • Reportar infracciones en reservas naturales protegidas, y
  • Desarrollar una alarma de inundación que informe a las personas en áreas de alto riesgo sobre el peligro inminente.

La alarma de inundación utiliza información obtenida por instrumentos de alta tecnología pero es complementada por la experiencia de personas que habitan estas áreas y demuestra qué tan poderosa puede ser la información generada por ciudadanos – algo que puede salvar vidas. Wingu también apoya a un proyecto más transversal llamado IMPACT, enfocado a desarrollar herramientas estandarizadas para organizaciones sociales para medir su influencia y efectividad y con ello ser relevante a múltiples proyectos a lo largo de Argentina y más allá.

La guía

Wingu apoya estos proyectos en su travesía de idea salvaje, a producto mínimamente viable y prototipo a través de actividades como: trabajo en equipo y tareas de planeación, soporte técnico para desarrollo del producto, y ayuda con mejor entendimiento de su usuario prospecto. Es más, mientras todos los proyectos tienen una idea clara de la información que quieren que se genere, son mucho menos claros en cómo aprovechar realmente la parte de los ciudadanos. El proyecto de detección de cáncer, por ejemplo, comprendió bien qué información altamente detallada de los pacientes es clave para un sistema de advertencia temprana, es por ello que Wingu les ayudó a entrar en la mente de los pacientes prospecto para crear encuestas que hicieran el tipo correcto de preguntas.

El desarrollo de todos estos proyectos es un proceso continuo y cambiante, proceso que mejora día a día. Y con todas las experiencias obtenidas de estos tres meses buscamos afinar más el apoyo que podemos dar a las iniciativas de información generada por ciudadanos, en una etapa temprana de desarrollo y continuar ayudando a más y más proyectos a lo largo del país. A través de nuestros esfuerzos y el de otros trabajando con esta agenda a lo largo del mundo, esperamos estar más cerca de alcanzar el potencial completo de la información generada por siete billones de personas.

Ver nota original

Aprovechamos la ocasión para agradecerle a Datashift y Fibertel por el apoyo en llevar adelante esta iniciativa.

 

SUSCRÍBETE A NUESTRAS NOVEDADES